Esta mujer toma copos de avena todas las mañanas. Tras 6 semanas ¡nota algo increíble!

Esta mujer toma copos de avena todas las mañanas. Tras 6 semanas ¡nota algo increíble!

Muchas personas sienten escalofríos cuando oyen pronunciar la frase “copos de avena”. Los copos de avena son para muchos la típica comida para dietas —demasiado blandas y sin sabor.Pero no sólo son super saludables y ayudan a perder peso —¡la avena también puede estar sabrosa si sigues estas recetas! Ante todo, la avena es un supresor natural del apetito. Te aseguran perder kilos más rápido. Y esto no es sólo por su baja densidad energética, sino también por la generosa concentración de ácidos de grasa no saturada y por su alto contenido en magnesio. Esto aumenta el metabolismo y ayuda a tu cuerpo a quemar la grasa más rápido.

Tomar copos de avena (gachas de avena) también ayuda a la digestión y con problemas intestinales. La alta proporción de fibra dietética, proteínas, minerales, y vitaminas B1 y E asegura además que el azúcar en tu sangre y el colesterol se mantengan en niveles bajos. La avena ayuda también a mantener la piel bella, uñas fuertes y un pelo brillante, ya que contienen altos niveles de hierro, zinc, magnesio y cobre. El alto contenido en magnesio reduce también el riesgo de sufrir un infarto. En 2002, un estudio demostró que el consumo diario de avena baja la presión sanguínea y mejora la secreción de insulina en sólo 6 semanas.

Las siguientes 3 recetas son una deliciosa alternativa a los usos estándar de la avena, con fruta y leche:

Batido de mantequilla de cacahuete y avena: Para dos veces, necesitarás:

100g de copos de avena
200ml leche semidesnatada
1 cucharada de mantequilla de cacahuete
2 cucharaditas de polvos proteicos (sabor vainilla)
1 cucharadita de miel
1 cucharadita de linaza en polvo
6 cubitos de hielo

Cómo hacerlo: Echa todos los ingredientes en una batidora y mezcla bien. Ahora tienes un batido buenísimo para tomar entre comidas ¡o como sustituto del desayuno!

Muesli de albaricoque con crujiente de nuez y canela

Necesitarás:

4 cucharadas de copos de avena
10g de nueces (picadas)
1 cucharada de azúcar morena
1 rama de canela
150g de albaricoques
250ml de leche

Cómo hacerlo: Mezcla una cucharada de copos de avena con el azúcar, la canela y las nueces picadas. Carameliza la mezcla en una sartén antiadherente. Añade los albaricoques y los copos de avena que queden a la mezcla final.

Puré con semillas de calabaza, nueces y miel: Necesitarás..

100g de copos de avena (blandos)
250ml de leche desnatada o semi
2 cucharadas de semillas de granada
1 cucharadita de semillas de calabaza
1 cucharada de nueces (a tu gusto)
1 chorrito de miel líquida

Cómo hacerlo: Primero hierve los copos con leche, removiendo regularmente, hasta que la mezcla tenga una consistencia como de puré. Añade entonces las semillas de granada, las de calabaza, las nueces y la miel. ¡Tu super desayuno ya está listo!

Ya puedes picar entre horas con la conciencia tranquila. ¿Acaso no es increíble?

Si te gustó el artículo, SUSCRÍBETE a la página para recibir más notas como esta, déjanos tus COMENTARIOS estaremos agradecidos de recibirlo COMPARTE con todos tus AMIGOS.

Comentarios